Skip to content

El líder, ese gran desconocido.

26/07/2011

El post de hoy va a ser un poco más teórico que de costumbre pero creo que es muy útil para saber si tenemos un buen jefe o un mal jefe, en términos objetivos.
En días pasados he hablado mucho de nombramientos, de consejeros, secretarios generales y mucha más gente. Pero realmente ¿qué son estos líderes? Quiero decir se nombran pero ¿para qué? Pues simple y llanamente para ser jefes. Se podría discutir sobre el trastorno bipolar que sufren los jefes en la administración, pues tienen dos personalidades distintas y encontradas entres sí. Por un lado son gestores y por otro lado son políticos. A veces los intereses de ambos aspectos son coincidentes, pues las propuestas que han hecho en campaña como políticos son las que le han dado la mayoría de votos, por tanto esos intereses serán los mismos. Aunque otra corriente dirá que los políticos se crean sus propios intereses que pasan a ser los intereses de todos los representados. (en este punto los psicólogos es cuando se crecen).
Pero continuemos con los “jefes”. Primero distinguiré que hay distintos niveles directivos (hablando con propiedad), no es lo mismo Juanvi, que Silvia Clemente, que un Secretario General, que un Director, un Jefe de Servicio, de Sección o Negociado, siendo todos “jefes”. El diseño de una estructura organizativa consiste en ir agrupando tareas e ir coordinando esas funciones, que ha su vez serán coordinados por otros de nivel superior. Esto llevado a un dibujo nos da la típica pirámide de jerarquía, en la que al final manda uno sobre todos (Herrera). Todo esto nos da tres niveles directivos: alta dirección, nivel medio y supervisores de línea.

Me centraré en la alta dirección, (Juanvi, Consejeros) los cuales se encargan de “pilotar” la empresa (en este caso esta, nuestra comunidad), fijan los objetivos y sus líneas estratégicas. Todo esto nos lo encontramos en el discurso de investidura y en las comparecencias que están realizando los consejeros estos días. Nos encontraríamos con una nueva ordenación del territorio, fomento del empleo, y servicios públicos garantizados. Una función importante es la de conocer el entorno. Tienen que anticipar el futuro. Un gran ejemplo de decisión estratégica sería en los ochenta si eres una empresa de vídeo el fabricar en formato Beta o fabrícar VHS, eso fue una decisión estratégica, la cual requería un conocimiento del entorno. Era fundamental saber qué se cocía entre las empresas JVC, Sony y el resto para apostar por uno u otro sistema. Por lo tanto parte del trabajo de estos jefes es jugar al golf, ir al paddock de fórmula 1, hablar con los empresarios en una comilota, relaciones con los sindicatos en unas charlas en la universidad. Eso es conocer el entorno.
Saber que en CyL las empresas tienen tales necesidades y que van a tender a la exportación por lo tanto juanvi fomentará la presencia en el exterior. O mismamente que la comunidad de la Rioja va a potenciar la producción de vino, con lo cual eso me va a afectar, o que en Europa no se van a dar más ayudas a tal sector. Todo ello lleva a anticipar las jugadas si no se quiere ir a remolque, y un buen lider es en lo que se valora. Este conocimiento del entorno no quiere decir que estén justificadas todas las prebendas y “saraos” a los que va el Presidente de la Junta. En muchos casos estas reuniones tienen un fin absolutamente político como se pudo comprobar en los días previos al comienzo de la campaña electoral.
Por lo tanto su función (debería) ser la de controlar la incertidumbre, anticipar los problemas. En este caso la reflexión, el trabajar con conceptos, la experiencia es muy importante, por ello la facilidad con que se puede cambiar a un consejero de consejería, pues no es tan importante el controlar lo que realmente se hace día a día como el tener una buena capacidad de gestión, ya sean vacas como carreteras.

Pero ¿Qué hacen? Gracias a esa autoridad que les ha conferido las cortes y juanvi, los consejeros tienen un status determinado y debido a ello han de cumplir tres papeles:
a) Relaciones interpersonales, ha de ser el símbolo de la organización, actúa como el líder frente a sus subordinados y también como un enlace dentro y fuera de la organización.
b) Roles informativos, pues ha de recoger la información del exterior, la ha de distribuir dentro de la consejería (a sus jefes subordinados) y va actuar como portavoz.
c) Toma de decisiones, ya que iniciará el cambio, gestionará los problemas de la empresa y repartirá los recursos de la empresa.

Todo ello forma parte del jefe-lider. Cuando algo de ello falla (no cumple los roles) perderá su status de jefe. Cuando es más importante lo que dice de Santiago Juárez que lo que dice Juan Vicente, ahí hay pérdida de liderazgo. Actualmente a nivel nacional vemos los problemas de liderazgo de Zapatero, pues no es el símbolo del partido socialista, no demuestra esa condición de controlar la incertidumbre y así gestionar los problemas de la “empresa”.

Hay que recordar a Mintzberg, que nos explicó que hay 7 funciones en todas las organizaciones. Una de ellas era el nivel estratégico, el líder, y siempre existe. En la administración lo normal es que la autoridad formal (la que da el nombramiento en el bocyl) coincida con la autoridad informal (el que manda realmente). Si esta persona no coincide y crees que nadie manda, estás equivocado, pues esa función la está realizando alguien. Investiga.

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: