Skip to content

Más sobre el horario juntero

01/02/2012

Ya que veo que el horario ha concitado un interés no visto por este blog desde hace meses voy a destapar los rumores sobre el horario que circulan por los despachos de maderas nobles. Uno de los objetivos de la medida también era el ahorro de gasto en las oficinas públicas y por ello el cerrar los edificios a las 18.00.
A día de hoy, los altos cargos no tienen previsto abandonar las instalaciones públicas a esas horas. Y ellos no van a echar el candado al edificio. Y no se quedan solos en los despachos… secretarios; directores adlateres; jefes de servicio; técnicos que se hacen ver… Se mantendrá un clásico de la idiosincransia laboral ibérica: el “presencismo”. Lacra de la productividad, cuna de pelotillas, abrazafarolas, correveidiles, tribuletes de pesebre o lametraserillos del tres al cuarto*. Azotes de la hormiga funcionarial que trabaja para el interés público y no para su ego personal. Del probo empleado púlico que con el reconocimiento callado y discreto está más que satisfecho. Que en los expedientes que trata ve personas y no instrumentos de poder personal…
Después de este excursus reivindicativo y volviendo al asunto principal, esos jefes dirán que no tienen tiempo suficiente. Que necesitan para su trabajo esas horas de más. Que lo hacen por la Comunidad. Por todo el pueblo castellanoleonés. (¿Cuántas injusticias se han hecho a lo largo de la historia en nombre del “pueblo”?). Pues algo tendrá que cambiar en su mentalidad a la hora de gestionar su tiempo y por ende toda esa tropa. Nuevas tecnologías, reuniones mejor preparadas, evitar los ladrones de tiempo… Y nadie se lo ha pedido. Si los días laborales no llegan para sacar adelante el trabajo, es que hay un problema… Y que se confirma la Ley de Parkinson “el trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible para que se termine”
Por otro lado ese doble rasero en las normas es lo que las hace ilegitimas y difíciles de asumir por aquellos que se sienten perjudicados. Y ahora mismo lo que hace falta es ejemplo. Pero una cosa es predicar y otra dar trigo.

*(homenaje a Jose Mª García)

Anuncios

From → Uncategorized

One Comment
  1. nenita permalink

    Coincido contigo en que los altos cargos y los de su alrededor estarán más allá de las 18h., pero por lo menos están es su trabajo, no como toda esa gente, que todos conocemos algun@, que lo que hacen es llegar todos los días a las 9 y para hacer las tardes fichan (o les fichan) a las 16h y se van de compras, a su casa o tomar cervezas y vuelven a las 20h. a fichar salida, con lo que su jornada de trabajo se reduce de manera considerable. Y todos somos complices, algunos por que lo hacen y otros, porque lo conocemos y no hacemos nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: