Skip to content

El PSCyL. La eterna travesía en el desierto.

15/02/2012

Si el PSCyL no existiera, a buen seguro que una de las principales tareas de Juanvi sería crearlo. Para el PPcyl su existencia es una bendición divina. Ser socialista en Castilla y León es como ser del Atleti en Madrid. Puedes tener una fe infinita en el equipo, en los valores que representa, pero sabes que llegado el partido contra el rival importante, el R. Madrid-PP, vas a salir derrotado. El PP, jugando mal, sin hacer nada, con un equipo harto conocido, va a ganar. Game Over.
Los asiduos lectores saben que este blog habla más que nada del ejecutivo de Juanvi. Herrera y su equipo están en el poder, actúan, gestionan (o lo intentan) y por tanto están más expuestos al debate público. Otra razón importante de mi especial seguimiento se debe a que también los medios de CyL le prestan más atención y por tanto resulta más fácil analizar sus acciones al tener accesible más información. Ello es así por que dice la Ciencia que funciona de esta manera. La agenda pública, de la que yo y vosotro formamos parte, es una especie de triángulo que se retroalimenta. Opinión pública-Medios de comunicación-partido político. Cualquiera de los tres vértices puede ser el primero, pero uno alimenta al otro. Pero retomando el socialismo de nuestra Comunidad Autónoma, no es que pretenda obviarlo adrede. Es que no da ningún juego. No genera debates ni polémicas en la ciudadanía. Va a rebufo del dictado de la Junta y no crea expectativas de tener un plan de gobierno serio.
Si esto lo está leyendo un socialista del partido estará poniendo el grito en el cielo. Le habrá pasado por su mente todo el trabajo que está realizando y todos los disgustos que se estará llevando. Estará pensando que “quién será la mierda argamasa esta para decir lo que dice”. Seguramente ahora estará llevando el ratón hacia la parte de “acerca de mi” para saber si me apellido Carriedo, Juárez, Villanueva o si mi tío es Juan Vicente Herrera… Para acabar cerrando el blog y cambiando de página web. ¡No lo hagas! Ahora te explico porqué opino eso.
A la gente no le llega el mensaje socialista. El PSCyL está totalmente desconectado del ciudadano socialista normal. Esa persona que es de izquierdas (la mayoría de españoles se autoubica ideológicamente en el centro-izquierda) a la cual no le interesa la política y que no está relacionado con ningún grupo social o activista, está desvinculado con el partido. Dudo que conozca el nombre de sus líderes regionales o provinciales. ( que pena de un castillayleón barómetro)
El Partido se ha cerrado en sí mismo por mantener sus cuotas de poder interno, con familias y corrientes que luchan entre ellas por conseguir los pocos cargos profesionales que van quedando. Eso hace que no haya nuevas ideas o programas (cualquier crítica interna conlleva quedar fuera de juego) o nuevas incorporaciones (no hay oportunidades de crecimiento por lo tanto para que meterse). Con lo cual cada vez es más endogámico y por lo tanto, la organización se debilita ¿Y muere?…como la propia naturaleza.
El control de los comités es el objetivo inmediato de los integrantes del partido. Por delante de objetivos como la agregación de demandas de los ciudadanos o de la regeneración de la asociación política.
La expectativa creada esta última semana por Óscar López así lo ha demostrado. Nadie de dentro del partido (excepto Soria) a expresado su opinión públicamente. ¿No inferencia?¿Miedo? Me inclino más por lo segundo. La propia decisión del politólogo López no acaba de entenderse. Está pero no está. Un no pero si. No hay una posición clara, lo cual hasta es aprovechado por el portavoz del PP en Cortescyl haciendo chanzas tuiteras sobre ello. López ha preferido tomar una decisión estratégica pensando en lo que podría soltarle el PPcyl sobre su huída de Castilla y León, más que en una contundente decisión de regeneración de su propio partido. Un Mantenella y no enmendalla.
Este post ha quedado un poco duro. A tenor de la insatisfación de estar en una comunidad con un partido ya hegemónico, que produce que ya se confunda lo que es la Junta con el PP, y eso no es bueno para un sistema democrático ni para una administración que ha de ser imparcial y objetiva. Una democracia consociativa, en la que se gobierna por consensos, como la definía Lijphart, es deseable y sano para la sociedad. Pero para ello hace falta un partido político que agrupe a una parte importante de castellanoleoneses y que se vea reflejado en las urnas.
Sres. Socialistas de carnet, no hagan realidad la frase de nuestro ilustre y claro Miguel Delibes, “para el que no tiene nada, la política es una tentación comprensible, porque es una manera de vivir con bastante facilidad.”

Anuncios

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: