Skip to content

Resaca de la ley de Medidas y mediocridad

02/03/2012

La publicación de la Ley de Medidas me ha tenido esta semana como desganado con la política. La displicencia y la chapuza cada vez las llevo peor. Yo nunca me he tenido a mi mismo por un perfeccionista. Más bien me tengo por un chaval con un par de ideas que de vez en cuando brillan y las pillo al vuelo. Después las empaqueto con un envoltorio decente. También les echo un poco de pimienta picante si el tema lo merece y si el sentido del humor esta en modo ON. Todo ello lleva su tiempo y su esfuerzo. No voy a negar que unos posts van mejor que otros y ello por diversos motivos. Unos por la propia materia a tratar y otros por el cómo me acerco yo, como observador, a esa realidad. Pero en todos aporto mi opinión sincera y que trato de transmitir de la mejor manera. Quizás de vez en cuando exagero un poco… Y otras veces estiro el asunto hasta transformar la realidad en un esperpento en honor a Valle-Inclán. Aquí es donde coincido con alguna actuación juntera. En el esperpento.
Esta semana también me han llegado distintos artículos sobre la mediocridad. Venían a decir que esta época que nos toca vivir es fruto del triunfo de los mediocres, no como una élite política de gente poco preparada, sino como la falta de cultura de la sociedad española, del aborregamiento social nacional.
No soy de esa opinión. Me recuerda a la idea de la España negra:
La Leyenda Negra consiste en que, partiendo de un punto concreto, que podemos suponer cierto, se extiende la condenación y descalificación de todo el país a lo largo de toda su historia, incluida la futura. En eso consiste la peculiaridad original de la Leyenda Negra. En el caso de España, se inicia a comienzos del siglo XVI, se hace más densa en el siglo XVII, rebrota con nuevo ímpetu en el XVIII -será menester preguntarse por qué- y reverdece con cualquier pretexto, sin prescribir jamás. Julián Marías, España inteligible (1985) de la Wikipedia, leyenda negra española.
Me niego a ese determinismo, a esa predestinación al desastre unicamente por ser español. No puede ser cierto, y menos desde que ganamos el Mundial. Se habla de una medicridad de las nuevas generaciones. Su poca implicación. Que si en los viejos tiempos se estudiaba más… Paparruchas. La juventud no sabrá los afluentes del Duero por el margen derecho, pero eso no quiere decir que no estén sobradamente preparados para ayudar a llevar este país.
Por otro lado, esa falta de implicación social de la que habla la mediocridad nacional puede deberse a ese nihilismo de la sociedad occidental, que viene a decir que no tenemos un objetivo o un fin en este paso por la vida. Sólo hay que tirar “pa’lante” y pasar la vida, sin más disfrutando de ella. Una vida basada en los asuntos terrenales, nada filosóficos o teológicos, en el que pasarlo bien a cualquier precio es el medio y el fin.
¿La clase política es cada vez más mediocre? Pues me pongo en una duda. El gran poder de los partidos políticos (partitocracia) ha llevado a que el principal interés sea el del resultado electoral para seguir teniendo más poder. Eso significa más puestos de gente de partido en las administraciones o en las fundaciones. Y todos sabemos que el mérito para estar en esos puestos no es el de mérito y capacidad, sino el de fidelidad. Y en estos casos es aplicable la ley de Kinnard sobre denuncia de problemas: “la verdad os dejará sin empleo”.
Alguien tendría que haber dicho a Juanvi que la norma que aprobaban era una chapuza y que debería madurar más tiempo… Pero nadie quería ser despedido.

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: