Skip to content

Ortega y Gasset, el diario El Mundo y los cafelitos de los funcionarios

31/07/2012

!Ay!¡La prensa! Esos adalices modernos del cuarto poder. Da gusto con ellos. Siempre al servicio del interés general y del ciudadano y cuando ven una injusticia, y siempre desde la independencia, nos los sacan a colación para que entre en el debate público.
Hoy mismo un periodista de “El Mundo” puede irse a casa con la satisfacción del deber cumplido. A sacado a la luz una tropelía pública de entidad descomunal: una librería pública madrileña cerrada de 11 a 11.30. Si señor. Lean, lean:
CRISIS | La librería cierra 30 minutos al público
El ‘cafelito’ de Beteta existe en el Ministerio de Defensa
El Servicio de Publicaciones, que abre de 9 a 2, cierra su librería media hora

El Secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, fue muy criticado hace algunas semanas cuando llamó la atención sobre el excesivo tiempo que los funcionarios perdían tomando café, lo que suponía un perjuicio para los ciudadanos y para la propia administración.
Sin embargo, son muchas las dependencias de la Administración que durante la mañana sufren una importante paralización de sus servicios a causa del excesivo tiempo del “cafelito”.
Un ejemplo: Ministerio de Defensa. Su Servicio de Publicaciones, dependiente de la subdirección general de Documentación y Publicaciones. Uno de los pocos lugares de España en el que se pueden adquirir publicaciones técnicas o históricas sobre el Ejército Español.
Un cartel en la puerta de la librería informa de que durante los meses de julio y agosto permanecerá cerrado durante 30 minutos, de 11 a 11,30. El horario al público de este departamento es de 9 a 2 de la tarde. Además, los últimos días de mes el pago por tarjeta no funciona “porque hay que cerrar la caja”, según dijo hoy la funcionaria.
Hoy, varias personas, como sucede desde el primer día de julio, tuvieron que esperar que la persona que trabaja en ese departamento volviera de tomar su desayuno.

Denuncia pública, si señor! Periodismo de altura. Opiniones independendientes y hechos contrastados. Este plumilla se merecía el Pulitzer por este paradigma de la prensa libre y la información objetiva.
Al tema. Rigor en los hechos: “excesivo tiempo que los funcionarios perdían tomando café” ¿Cuánto?¿Es excesivo media hora en una jornada diaria de 7,30 horas?¿Acaso no hay convenios colectivos que recojen este descanso?¿Y si la funcionaria tiene mal el tiroides y tiene que comer dos tazones?¿O si le ponen el café caliente?¿O si le entra un apretón? Excesivo.
“son muchas las dependencias que sufren una importante paralización de sus servicios a causa del excesivo tiempo de cafelito. Ole tus datos, fenómeno. El cafelito paraliza las dependencias… El Hospital Clínico parado de 11 a 11.30. Que no haya incendios de 11 a 11.30 que los bomberos están de cafelito y tienen todo paralizado. ¿Organizarse para bajar al desayuno? Eso no existe para el reportero… Todo paralizado. Y para más inri, no se trata de una paralización normal. Es una paralización IMPORTANTE. Ya saben Vds., hijos de Cervantes, que las paralizaciones las hay de andar por casa o las hay importantes… Si Lázaro Carreter levantara la cabeza el dardo no iba a ir a la palabra, sino en toda la cabeza del prenda este.
Pero el agarraboligráfos éste aún tiene para más. Continúa con la trascendencia mundial que supone el cierre de esa biblioteca durante media hora. Siempre con apoyo de documentación: uno de los pocos lugares. ¿Cuántos son pocos? ¿5?¿50? ¿Cuántas consultas tienen al día?¿100?¿5000?…
La perspectiva de Gasset es así… Este ¿periodista? Es él y sus circunstancias: Fue injusto que Beteta fuera criticado por quejarse del café de los empleados públicos. No puede ser que alguien que demande un servicio público no pueda ser atendido sin esperar media hora porque una funcionaria tenga que tomar un cafelito.
Sus circunstancias le han hecho obviar que: los recortes hacen mermar que se puedan sustituir a los funcionarios durante sus vacaciones. Que el exceso de trabajo que ello produce se reparte entre sus compañeros. Que la situación de las Bibliotecas es paupérrima. Que el responsable de que esa Biblioteca funcione mal es de un político, no de esa funcionaria. Políticos que no toman café, sino que se reunen tomando un café, que es muy distinto.
Me imagino que este periodista también actuará con el mismo celo denunciatorio cuando vaya a una frutería y vea el cartel de vuelvo en diez minutos, pues su queja proviene no de un problema organizativo, si no de que la gente tome cafés en mitad de su jornada.
Por cierto, no he leído ningún artículo de este periodista cuando se publicó en el BOE del pasado 18 de julio el indulto de varios políticos convictos por corrupción urbanística.. Estará buscando datos…

Anuncios

From → Funcionarios

3 comentarios
  1. Bernardo permalink

    Sabemos, entre otras cosas por sus portadas muchas veces sospechosamente parecidas, que ciertos medios atacan coordinadamente hoy a los funcionarios, mañana a los sindicalistas, pasado a los parados. Lo peor es que esa labor de zapa va calando entre la gente de a pie (y más si aguanta los sosegados debates de Intereconomía).
    Este post parece indicar que bajará el nivel del blog en fondo y forma (ojo con las faltas de ortografía) en el nivel de agosto… Esperemos que no.

    Bernardo

  2. Bernardo permalink

    Quería decir “en el mes de agosto”, claro…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: