Skip to content

Buscando culpables para los autónomos

10/09/2012

Un nuevo fin de semana ha pasado y todo va más o menos igual. La vida sigue y los empleados públicos también continúan existiendo. Mal que le pese a alguno… ¿Y a qué viene hoy este comentario? Pues de las bodas y reuniones sociales dispares. En esos momentos de conversación social, con un par de vinos, se deja fluir la lengua, se entablan diálogos y en un momento dado surge la pregunta:
– ¿Y tú a qué te dedicas?
– ¿Yo? – contestas bajito, como avergonzado – yo, funcionario
.
Se armó el Belén. El funcionario para la España profunda es como el lobo ibérico. Es muy malo y hay que acabar con él. Mata a las vacas lecheras que son las que nos dan de comer. Habría que dejar tres o cuatro recluidos en algún sitio seguro y después tirar la llave al Pisuerga a su paso por Valladolid.
Hoy por la mañana un amigo funcionario me comentaba que estuvo en una boda. No era la suya y por tanto lo sentaron con gente de toda calaña. Funcionarios, policías, y… un autónomo. Ya estaba liada. Error grave de los novios por una parte. Es como si sientas a una anciana con un médico o a Cristiana Ronaldo con Calimero. Esa mesa no va a salir bien.
El caso es que el autónomo (de la construcción) se quejaba amargamente de la crisis, que ya no ganaba tanta pasta y que sobraban funcionarios. ¿Os suena? No le entraron al trapo, per el constructor seguía dando lecciones, hasta que le preguntaron si él nunca había hecho facturas en negro… – ¡Pues claro! Si no, ¡cómo iba a ganar dinero!. ¡Ole ese hombre de bien!…El resto de la cena se dedicaron a hablar del tiempo y de fútbol, como no podía ser de otra manera.
Esta situación ya hasta parece normal. Empieza a ser socialmente bien visto decir que sobran funcionarios (o empleados públicos). Los autónomos se quejan amargamente de los funcionarios, pero no se quejan de aquellos políticos que ponían el cazo en tal o cual obra, o por la compra de aquellos terrenos. Bien que buscaban salir en la foto dando un apretón de manos al Director General de turno.
Esos mismos autónomos que no se quejaron de los contratos amañados y de las adjudicaciones a los cuatro de siempre. Pequeños empresarios que sabían los chanchullos de las subvenciones con nombres y apellidos que caían (y siguen cayendo) siempre para los mismos. Confederaciones de empresarios que sólo valen para pelotillear al político de turno, irse de cuchipanda a Cuba y pillar pasta de los cursos de formación para repartírsela de manera indecente.
Señores autónomos de cualquier partido político: si tienen que buscar culpables, no vengan a por los funcionarios; si quieren saber qué va a ser de su empresa, tampoco. Pero si quieren que le expliquen qué ayudas tienen para su actividad, si quieren atención médica para su familia, si quieren denunciar a algún político, o si quieren atención para un familiar discapacitado, ahí si que encontrará un empleado público…por ahora.

Anuncios

From → Funcionarios

One Comment
  1. elisa permalink

    Para mi está bien visto el denunciar al autónomo cuando no me cobre iva o denunciar al que sé que cobra de una empresa sin que lo declare o se pague a hacienda o el que cobra subvenciones sin tener derecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: