Skip to content

El monopolio gubernativo en Castilla y León o la modificación de las Instituciones propias de la comunidad.

22/02/2013

Los gobiernos son máquinas devoradoras de poder. Son totalitarios en el sentido en que ansían todas las fuentes de poder y utilizan sus medios en contra de aquellos que puedan controlar, balancear o contrapesar su poder. (Checks and balances). Son enemigos. Este Proyecto de Ley de modificación de las instituciones propias de la Comunidad me huele a un nuevo ardid para cargarse a posibles focos de crítica hacia la Junta más que a un verdadero ahorro. Si antes de esta reforma tenían algo de independencia respecto al ejecutivo ahora va a ser nula. Los actuales poderes ejecutivos son los nuevos caballos de Átila, por donde actúan, ya no crecen las instituciones independientes.

Que el CES, el Consejo de Cuentas o el Procurador del Común pasen de tener únicamente una dependencia económica a tener una Secretaría General “secuestrada” por la presidencia de las Cortes es un corsé institucional muy fuerte. Teniendo la posibilidad de que dependieran de la Secretaría General de las propias Cortes, es evidente que lo que se pretende es un control personalista por Mª Josefa Cirac y la gente propia del Partido Popular que es la que se encuentra en la Presidencia de las Cortes. Recordemos que es una especie de gabinete de la Cirac y no tiene una función organizativa dentro de las Cortes de Castilla y León.
Las propias Cortes de Castilla y León van a tener unos infiltrados del ejecutivo. Esa nueva Secretaría General será un auténtico troyano. Siempre ha sido un objetivo de la Junta “colar” a su personal entre los funcionarios de las Cortes. Ya Toti lo intentó pero desistió en su empeño. Pero en estos tiempos que el recorte presupuestario lo justifica todo, ya no existen barreras infranqueables y gracias a esta nueva Secretaría General de apoyo a las instituciones propias dependiente de la Presidencia de las Cortes de Castilla y León, funcionarios dóciles de la Junta pasarán a fagocitar un nuevo cuerpo institucional.

Desde un punto de vista organizativo este texto nos lleva a un territorio ignoto. Unas funciones sin órgano (se crea una secretaría general pero no dice nada de que esas funciones estén asumidas por un “secretario/a general”) deslocalizado (estará en Valladolid, pero con sus “asuntos” en León, Zamora y Palencia), y desjerarquizado. Si Mintzberg levantara la cabeza… Y todo ello bajo la promesa de que se van a ahorrar 2,5 millones de euros por la gracia de una norma que parece un collar de castigo para estas Instituciones. Esto es el maná administrativo…

¡Ay de los vencidos! ¿Quiénes serán? Pues los funcionarios que trabajan en ellos. Peleles de los designios de Juárez y Herrera. Esos funcionarios objeto de las críticas del resto de compañeros junteros que los miran con envidia por sus buenos específicos. Esas instituciones que tienen el sambenito de no hacer nada por la pasividad de los mismos que ahora las quieren matar de inanición. Pero… ¿Qué auditor va a querer ir a Palencia por lo mismo que gana en la Junta? O ¿Qué letrado va a trasladarse a Zamora? Yo no quiero que ellos cobren menos, yo quiero que ellos cobren lo justo y para ello deberían hacer buenos informes en donde se le llame al pan, pan y al vino, vino. Y sus Presidentes publicarlos y que ejerzan de verdaderos contrapesos a estos gobernantes que padecemos.

Anuncios

From → Jcyl

4 comentarios
  1. Anónimo permalink

    En tiempos de corrupción, el Consejo de Cuentas y el Tribunal de Cuentas debiera ser potenciado y preservado de los políticos que intentan tomarlo al asalto.

  2. gdc permalink

    Soy funcionario de una de esas instituciones. Lo curioso es que los que lo promueven, nos lo venden casi como un favor. Poco más o menos, es lo que hemos pedido, se garantiza la independencia del órgano, vamos a ser más eficientes; y además …nos asimilan a Junta.
    Lo que más me indigna es que me tomen por tonto. O nos tomen por tontos con explicaciones tan peregrinas.
    En el fondo, lo que prevalece es amordazar a estas instituciones que se atreven a cuestionar el ‘desmadre’ de Junta. ¿Cómo? Pues con una ley de achatarramiento de las Instituciones, de devaluación de las Instituciones, de su trabajo y de su personal. Eso sí, en nombre de la igualdad, de la eficiencia y en respuesta a lo que nos demanda la sociedad.
    ¡Ver para creer!!!!.

  3. Anónimo permalink

    En concreto es IMPRESCINDIBLE un Consejo de Cuentas “bien plantado” en medio de la gestión del órgano que controla, independiente riguroso, profesional, separado de los políticos, y que sea famoso mas por lo que escribe que por lo que “borra”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: