Skip to content

Deficiencias de las Administraciones

10/04/2013

Mucho se está hablando de que es necesaria una reforma de la Administración. Voces de Madrid hablan de que la Administración es muy grande, insostenible. Hay que reducirla para garantizar el Estado de Bienestar (lo que puede ser una paradoja). Los clamores regionales van por otros derroteros. ¿Por qué? Es difícil decir que tu aparato organizativo es demasiado amplio y posteriormente no llevar a efecto los prometidos recortes de los chiringuitos inútiles…Cosas que pasan. Por ello, el Pica aún no ha sacado su aguerrida fusta político-burocrática. Antes irá a por los ayuntamientos y a por las entidades locales menores mediante su “salvadora” ley de ordenación del territorio. Es lo bueno de haber un malo peor que uno mismo, pues hace que parezcas un Santo. La irreal reforma local del Estado ha convertido en buena la reforma de De Santiago Juárez…
Pero retornado a la Administración y lo que se nos viene encima con la reforma de la misma que tiene en marcha Rajoy y Soraya (Sáenz de Santamaría). Está prevista que se empieza a hacer pública para junio y en ese momento ya se apreciará si realmente se quiere modernizarla o por el contrario extinguirla. La presencia en el comité asesor de representantes de la CEOE me dejó bastante intranquilo, debido al amor que profesan los representantes de los empresarios, más empeñados en que sobran funcionarios, y no en que lo que sobra es reglamentación.
Pues aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y que este trabajo estaba previsto para otros menesteres, aprovecho para exponer aquí un poco de Gestión Pública, y paso a relatar las deficiencias de la Administración. Así cuando en junio nos sorprendan con esa reforma de la Administración ya tendremos conocimientos teóricos para vislumbrar si lo que realmente se quiere es ahorrar dinero sin garantizar unos derechos a la ciudadanía o por el contrario hay una clara intención de comenzar a hacer las cosas bien, con sacrificios pero con un futuro cierto y que incluya una dignificación de la Función Pública que tanto estamos echando en falta los empleados públicos:
Deficiencias
La teoría nos enumera los principales problemas de las Administraciones. Sin entrar en detalle son los siguientes:

  • Elevado coste de la administración.
  • Centralización de aspectos incorrectos.
  • Incapacidad de gestionar el cambio: Responsabilidades y motivación.
  • Pensamiento a corto plazo.
  • Más curar que prevenir.
  • Nula coordinación entre sus distintos niveles.
  • Las 3 E: economía, eficiencia y efectividad.
  • Responsabilizar a las personas de los errores.
  • Nueva centralidad de los poderes autonómicos.
  • Politización de las responsabilidades directivas.
  • Centrado en un ámbito personal las distintas Administraciones presentan unas deficiencias comunes y otras particulares dependiendo principalmente de sus competencias. La defensa nacional, la recaudación de impuestos o la sanidad pública son esferas de actuación muy distintas en las cuales se hallan problemas también distintos. La Administración Local, Autonómica o Estatal también tienen sus particularidades, pero considero que son las prestaciones las que generan sus deficiencias en base al principio de subsidiariedad.
    La legitimidad de la Administración se refleja en la capacidad de ofrecer servicios. La época en la que se centraba en sus labores de Hacienda y de defensa han sido ampliamente sobrepasadas. La ciudadanía quiere que la Administración le solucione sus problemas. Unos servicios y para ello se necesita una visión particular del administrado, el ciudadano como persona no como colectivo, por tanto también necesitan soluciones particulares.
    Este pensamiento choca con el principio de igualdad con el que se crea el derecho objetivo el cual sirve de aplicación a los procedimientos administrativos de la Administración. El principio de legalidad es un cinturón para la actuación administrativa, que garantiza la no arbitrariedad del ejecutivo, pero que en ocasiones su encorsetamiento es un problema para los gestores y por consiguiente para los receptores de servicios públicos.
    El entorno cambiante choca con las estructuras rígidas de la Administración. El camino para encontrar una solución es largo y tedioso. Desde que se aprecia un problema, se le da importancia para que entre en la “agenda administrativa”, se analice la cuestión con la intervención de los actores implicados, se realice el texto normativo por el ejecutivo, se negocie dentro del gobierno, se apruebe y posteriormente se implemente pueden pasar un tiempo en que no se está ofreciendo ninguna solución al ciudadano.
    Más flexibilidad en las normas no tiene porque significar menos derechos para el contribuyente si se aplican unos sistemas de control a posteriori. Otro gran problema de la Administración. Una vez implantada una política pública su evaluación y control quedan en el olvido. El gobierno (político) busca problemas con solución, aflora a la agenda pública, se “vende” al contribuyente la eficacia del mandatario y ahí se muere la iniciativa pública. Aquí vemos un ejemplo claro de cortoplacismo (interés en las siguientes elecciones mayor que interés en la solución de un problema), más curar que prevenir, pues un problema que todavía esta por llegar no genera debate público y por tanto no se sacan rendimientos políticos a esa solución, medidas proactivas en lugar de reactivas.
    Otro gran problema es la descoordinación entre órganos de una misma Administración. En la Administración de esta nuestra Comunidad son escasas las políticas en las cuales estén implicadas varias Consejerías. Ciertamente es noticiable cuando ello sucede. Cada Consejería tiene su ámbito de poder y resulta complicado que se pueda compartir con un compañero de gobierno, pero a su vez rival político. La política de Sanidad no tiene en cuenta la política asistencial cuando el target, el usuario último es un individuo que puede necesitar un servicio que una parte la provea Sacyl y otra parte Servicios Sociales. No existe ese servicio integral, principalmente por un problema burocrático. Este puede ser un pequeño ejemplo de las ineficiencias del sistema administrativo.
    Estas trabas en la ejecución de procedimientos por los ciudadanos está en el candelero. España se encuentra entre los países con más dificultades administrativas para abrir una empresa, según el estudio “Inversiones que cruzan fronteras” del Banco Mundial. Distintas Administraciones, distintos órganos de cada Administración, a pesar de las ventanillas únicas, desmotivan la iniciativa privada y convierten a las Administraciones en obstáculos para el ciudadano. Los costes de transacción son un problema para el administrado generado por la propia administración.
    Pero, ¿Qué lectura se puede hacer este descontento? Que existe un problema de gobernabilidad. Un sistema político con una administración que no regula los conflictos sociales, que no da soluciones o que no encauza los problemas (sabemos que la política no soluciona problemas, sólo los gestiona) podrá gobernar, pero puede no garantizar la gobernabilidad.
    Una integración del ciudadano en las diversas fases de la toma de decisiones en materias de políticas públicas fomenta la gobernabilidad y por tanto la legitimidad de un sistema. Nuevas formas de participación pública no monopolizados por los partidos políticos son necesarias para la trascendencia de la administración y que su poder sobre el administrado no sea visto como algo ajeno al ciudadano.
    Las campañas de transparencia en la creación normativa que se están implementando en la actualidad son un pequeño avance en esta materia, pero a mi entender la transparencia es como la protección de datos y como una cadena. El eslabón más débil es el que da el nivel de resistencia de una cadena, la seguridad en la protección de datos o la transparencia en una política pública. O la llamada ley del mínimo, de Justus Liebig (1840).

    Anuncios

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: