Skip to content

Gamonal o la desconexión del gobernante

22/01/2014

Ya han pasado unos cuantos días desde los “atentados” del barrio de Gamonal en Burgos. El final del conflicto con la paralización definitiva de las obras ha supuesto que se sigan produciendo reacciones de diversa índole. La última que me ha llamado la atención es la del alcalde vallisoletano en el sentido de que ceder a los violentos no es el mejor camino. Estas palabras me han recordado a un tweet diciendo que si esas manifestaciones llegan a suceder en Valladolid, De la Riva, antes de claudicar, les hubiera gaseado. Obviamente se trata de una exageración, o de un esperpento, pero marca a las claras que el ginecólogo pucelano no hubiera plegado alas tan prontamente… Y este titular todavía lo aclara más.

También dice el alcalde pisuerguista que “su democracia se detecta en las urnas, conversaciones y diálogos”. No voy a entrar aquí y ahora en discutir que entiende este hombre por conversación y diálogo, pero lo que Gamonal ha mostrado es la falta de unas instituciones (comisiones, asociaciones, grupos sociales organizados) que agreguen las demandas de la sociedad y las pongan en valor ante el gobierno local en este caso.

El conflicto que se ha montado en Burgos es una falta total de visión de gestión pública del Ayuntamiento. No han sabido valorar el rechazo que existía en el barrio ante esta obra. Esgrime Lacalle que el proyecto estaba dialogado con los vecinos. Esta claro que se han confundido de vecino. Los organismos públicos se han rodeado de grupos sociales pelotillas y aduladores de las administraciones y de los políticos. Comisiones y consultas, creadas por Ayuntamientos y Gobiernos autonómicos en las que no se quieren tener problemas y por tanto se forman con asociaciones afines a los intereses gobernantes… Que le dicen al gobernante lo que quieren escuchar… Hasta que alguien dice que el bulevar no lo quiere el barrio. Como en el cuento del Rey Desnudo alguien dice la verdad y no lo que el alcalde quería escuchar.

Señores alcaldes, consejeros, ministras, no tengan miedo a escuchar la opinión de las personas. Abran sus oídos a grupos que no tengan intereses creados. Preocupense por escapar del pensamiento único de que “o estas conmigo o contra mi”, y seguramente los brotes de violencia urbana dejarán de ser un camino útil para que se llame la atención de los problemas ciudadanos.

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: