Skip to content

Herrerólogos

02/06/2015

No digo lo que digo, 
hago lo que no hago, 
al revés, al revés, porque 
ser valiente no es sólo cuestión de suerte. 

A veces no soy yo, 
busco un disfraz mejor, 
bailando hasta el apagón. 
¡Disculpad mi osadía!

Los Herrerólogos andan (andamos) a por uvas. Y si éstas están fermentadas mejor que mejor, pues in vino veritas, pero ni hartos de vino vemos, comprendemos, discernimos, adivinamos lo que Herrera nos está queriendo decir, o no.

Ser valiente, como dicen los estribillos aquí transcritos de Vetusta Morla, es cuestión de suerte. La ocasión la pintan calva y Herrera se va. Disculpemosle su osadía de decir las verdades del barquero al PP. Bailemos hasta el apagón, permitamos que Juárez pida la dimisión del Ministro Soria hasta que también deje el cargo. Danzad, danzad, malditos. Como en la película de Sidney Pollack, consintamos que continúen sus ruedas de prensa hasta la extenuación política del actual gobierno en funciones. Mientras seremos la multitud morbosa que nos divertimos viendo el dedo en lugar de ver la luna.

El indiscutible herrerologo capitalino, Ignacio Foces, desde su Delibesiana atalaya del Norte de Castilla, ya ha dejado analizado el caso. Y también lo da por perdido. Herrera suelta amarras para adentrarse en un nuevo viaje en un mar ignoto. Para el burgalés y para los apesadumbrados castellano leoneses esto es un punto de partida. Como Alicia en el país de las maravillas se va abrir un mundo nuevo en esta nuestra comunidad. Pero Alicia no es Juanvi. Nosotros somos Alicia…

«-¿Me podrías indicar, por favor, hacia donde tengo que ir desde aquí?
-Eso depende de a donde quieras llegar -contestó el Gato.
-A mí no me importa demasiado a dónde -empezó a explicar Alicia.
-En ese caso da igual hacia dónde vayas -interrumpió el Gato.
– siempre que llegue a alguna parte -terminó Alicia.
-¡Oh! Siempre llegarás a alguna parte -dijo el Gato-, si caminas lo bastante.»

El papel de Gato Cheshire se lo dejaremos a Jose Antonio de Santiago, con su capacidad de “aparecer y desaparecer a voluntad, entreteniendo a Alicia mediante conversaciones paradójicas de tintes filosóficos.”

La política regional nos va a parecer como el país de Alicia. Visiones ininteligibles. Realidades contrarias. Cosas que no lo son. El juego de la política. Pactos donde no hay caballeros.

Anuncios

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: