Skip to content

¿Vale cualquier Consejero para cualquier Consejería?

03/07/2015

Quedan cuatro días para conocer a los nuevos jefes autonómicos. El próximo martes sabremos la desdicha del cesado o del no nombrado, y la alegría del nombrado… Y de sugs acólitos junteros.

Cuando llegan fechas de cambios ministeriales o en el ámbito autonómico los cambios de Consejeros vemos unos cambios de cromos extraños. La que antes estaba Cultura pasa a Agricultura. Una Directora de la Mujer muta a Consejera de Cultura. O vemos un portavoz del Gobierno que es nombrado Ministro de Sanidad. ¿es esto normal o responde a un mantenimiento de poltrona?

Pues, en cierta manera tiene su explicación lógica y racional, quitando excepciones (me viene a la mente Ana Mato). El trabajo de Consejero es un trabajo directivo, de dirección, a ellos se le pide una mezcla de conocimientos técnicos, humanos y destrezas conceptuales. Técnicos se entiende por el conocimiento de la Junta de CyL, sus competencias, las relaciones con otras administraciones y con otros sectores, interpretar un presupuesto público o planes estratégicos de la comunidad. Humanos en el sentido de interactuar con otras personas, el Consejero no puede ser un avestruz, tiene que organizar y motivar a sus directores generales, habilidad para ser entendido por sus propios y por la ciudadanía (No conozco Consejeros tartajas) y por último trabajar con conceptos, es decir, entender la organización como un todo, conocer las interacciones de la Consejería, desarrollar el pensamiento abstracto, ver el bosque y no los árboles, analizar problemas complejos e identificar lo que hay que tocar para arreglarlo. Como señaló Mintzberg, en líneas generales los diferentes puestos directivos son todos muy parecidos.

Como es obvio si eres consejero de Agricultura tendrás que “estudiarte” la PAC, pero no tienes que llegar a distinguir un  arado de vertedera de un arado de disco. A medida que se está en la cúspide los conocimientos técnicos son menos necesarios. Y si el Consejero o Ministro tiene dudas… pues para qué te metes. Así podemos recordar al ministro de Trabajo, Sanidad y Seguridad Social, Jesús Sancho Rof, cuando la colza, con una frase que ha pasado a la historia: «El mal lo causa un bichito. Es tan pequeño, que si se cae de la mesa, se mata». O los hilillos de plastilina de Mariano…

Anuncios

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: